3 puntos clave sobre lo que tienes que pensar antes de crear un blog para tu empresa

Seoinnova Equipo
Sabes que deberías tener un blog de empresa, pero aún no te decides a hacerlo. No sabes muy bien por dónde empezar, ni has creado nunca un blog de estas características. Empiezas a procastinar y a procastinar y tu página web no llega nunca a ponerse en marcha porque le falta ese motor de arranque que permitiría a tu página avanzar a toda velocidad. Los que nos dedicamos al SEO sabemos que tener al menos un blog es un must hoy día. Tener una página que no se actualiza no te sirve para nada. Muchos de tus competidores crean contenido de valor a menudo. Y todas las semanas Google va castigando a quien no hace los deberes. Si lo que te impide salir de la línea de salida es que desconoces los pasos que debes dar, en este post vamos a darte 3 puntos clave sobre lo que tienes que...
3 preguntas que debes responder antes de crear un blog de empresa

Sabes que deberías tener un blog de empresa, pero aún no te decides a hacerlo. No sabes muy bien por dónde empezar, ni has creado nunca un blog de estas características. Empiezas a procastinar y a procastinar y tu página web no llega nunca a ponerse en marcha porque le falta ese motor de arranque que permitiría a tu página avanzar a toda velocidad.

Los que nos dedicamos al SEO sabemos que tener al menos un blog es un must hoy día. Tener una página que no se actualiza no te sirve para nada. Muchos de tus competidores crean contenido de valor a menudo. Y todas las semanas Google va castigando a quien no hace los deberes.

Si lo que te impide salir de la línea de salida es que desconoces los pasos que debes dar, en este post vamos a darte 3 puntos clave sobre lo que tienes que pensar antes de crear un blog para tu empresa.

1. ¿Un blog interno, o un blog externo?

Una decisión muy trascendental, ya que no es sólo cuestión de si será independiente de tu web o no.

¿A qué nos referimos con un “blog interno”? A que esté alojado en una ruta dentro del dominio de tu web principal. Por ejemplo: elnombredetuweb.com/blog

Tienes que tener muy claro esto:

Más páginas indexadas. Cuando creas un blog interno, estás haciendo que tu página sea más grande. Mayor número de páginas indexadas.
Más enlaces internos. Si tu blog es interno, todos los enlaces que pongas dentro serán enlaces internos. Los links internos también ayudan a posicionar tu página por su anchor text, pero no cuentan como backlinks.
Foco de atención en tu página. Cuando haces un blog dentro de tu misma página, los links naturales que recibas irán a tu dominio principal, que es la que te genera conversiones.

Ahora bien, hay cosas que no te da un blog interno. Por ejemplo, enlaces de autoridad, que necesariamente han de venir de otros dominios, preferiblemente lo más variados posible.

Puedes conseguir enlaces de forma natural con un blog interno, pero si tus competidores están haciendo link-building, es muy recomendable que acompañes tu blog interno con una red de blogs externos que te aporten backlinks de calidad.

2. ¿Qué palabras clave te interesa trabajar?

Vemos por ahí blogs de empresas que van creciendo sin ton ni son, pero no han determinado bien las palabras clave importantes para la página web de su negocio, lo que les permitiría llevar una estrategia SEO integral.

No elegir bien las keywords tiene un riesgo:

Puede que estés atrayendo un público que no se corresponde realmente con tu público potencial. Incluso, es posible que sea gente de tu mismo sector, pero que no ha llegado ahí porque tenga el más remoto interés en comprar tus productos.

Las palabras clave con valor SEO para tu negocio no se deben elegir arbitrariamente, sino determinar las principales que nos vayan a ser útiles.

Hay varias formas de elegir palabras clave. Por ejemplo:

Estrategia long-tail o de cola larga. Intentas posicionarte con artículos para búsquedas muy específicas, respondiendo a las necesidades de los usuarios. Por ejemplo, si eres un hotel, no intentas posicionarte para “empresa informática”, sino para “empresa de mantenimiento informático en Barcelona”. Te aportará menos visitas, pero la competencia será menor y te será más fácil salir en el top 10 de Google.

Estrategia short-tail o de cola corta. Al margen de intentar posicionar cada artículo que escribes, debes intentar posicionarte para palabras clave más complicadas, algo que no podrás hacer en poco tiempo. Por ejemplo, “mantenimiento informático” en general, lo que te traería visitantes no sólo de Barcelona, sino de muchos más sitios. No obstante, sería más complicado posicionarse ahí.

¿Cómo elegir las palabras clave que vas a trabajar en tu web?

Hay varias herramientas SEO que te pueden servir, pero lo puedes hacer gratuitamente de forma muy fácil.

Para calcular el tráfico. Sólo necesitas el Planificador de Palabras Clave de Google Adwords, que te servirá para conocer las búsquedas mensuales de cada palabra clave. También puede ser útil Google Trends, que te indicará si la tendencia a lo largo del año es positiva, o hay períodos de escasez.

Para calcular el nivel de competencia. Puedes descargarte el complemento para Chrome de SEO Moz, que te permitirá conocer importantes datos de SEO de tu competencia, como por ejemplo: número de páginas indexadas, autoridad de dominio y autoridad de página, etc.

Tu reto es encontrar unas palabras clave que tengan mucho tráfico mensual, pero un nivel de competencia bajo o medio. Esto te permitirá posicionar más fácilmente tu blog y en menor tiempo.

Supongamos que quieres posicionar la web de tu negocio para las keywords “abogados laborales”. Vas al Planificador de Palabras Clave y escribes esas palabras. Entras en “Ideas para palabras clave” y descubres que el promedio de búsquedas es de 3600 al mes en España.

Si has descargado la barra de SEO Moz para Chrome, ahora nos vamos al navegador y escribimos “abogados laborales” en Google. Nos sacará los 10 primeros resultados de búsqueda y, a través de la barra de SEO MOZ que sale bajo cada resultado, podremos conocer datos sobre esas páginas que están posicionadas ahí.

Lo mejor es exportar todos estos datos en CSV y trabajar con ellos en una hoja de Excel. Tenemos que pensar que si queremos posicionar nuestro blog en esas palabras clave, debemos superar o mejorar las características de SEO que cumplen esas páginas.

Cuidado: más backlinks no significa que sean mejores backlinks, ni una autoridad de dominio más alta te posiciona necesariamente mejor. Hay un conjunto de factores que debes valorar y para lo que te puede venir bien asesoramiento SEO.

3. ¿Cómo vas a crear los contenidos?

La creación de contenidos para un blog de empresa, tanto si lo haces externo como interno, debe estar marcada por las necesidades de los usuarios.

No debes pensar sólo en el SEO, sino también en el lector. ¿Por qué? Porque Google ha perfeccionado tanto su algoritmo que, cuando pones tu foco en el lector de tu blog, ¡también estarás mejorando el SEO!

Es decir, Google tiene una forma de saber si los contenidos de tu blog son realmente de calidad por el comportamiento de los usuarios al entrar. Esto se mide a través de la tasa de rebote, de la que te hablamos en el artículo “Qué es la tasa de rebote y por qué debería preocuparte”.

Es necesario esforzarse en crear contenidos muy eficaces, colocando títulos muy atractivos que estimulen el click y el share. También será importante el tamaño de los artículos que publicamos en el blog para posicionar mejor esas URLs. La ayuda de un copywritter suele ser la opción más eficaz.

Todas estas tareas deben planificarse, de modo que tu blog de empresa se convierta en la locomotora que permitirá a tu página posicionarse mejor.

Espero que este artículo te haya resultado esclarecedor. Síguenos en las redes sociales si quieres enterarte de nuestras últimas publicaciones y podrás conocer más información útil sobre SEO y posicionamiento web para empresas.

Deje su comentario

Trece − 8 =

Auditoría SEO GRATIS! Empezar auditoria
Hello. Add your message here.