Guía de errores SEO: los 40 fallos que debes evitar

Seoinnova Equipo
En este post te queremos hablar de los errores SEO más habituales y que deberías evitar sí o sí. Cuando una página web tiene problemas para posicionarse, puede ser por muchas razones. Por eso siempre lo primero es tratar de enterarnos de qué es lo que estamos haciendo mal y tratar de corregirlo. Algunas acciones de posicionamiento web a veces se catalogan como errores, pero no son quizás errores en sí mismas. El error consiste a veces en enfocarse en un único factor de posicionamiento, o en un factor poco prioritario, en vez de ir directamente a lo más importante. En cualquier caso, si quieres saber qué errores de SEO (Search Engine Optimization) estás cometiendo, te invitamos a que leas nuestra lista de errores comunes.   40 errores SEO muy comunes que tienes que evitar Hay muchos más de 40 errores que se pueden producir cuando aplicamos técnicas on page...
Guía de errores SEO: los 40 fallos que debes evitar

En este post te queremos hablar de los errores SEO más habituales y que deberías evitar sí o sí.
Cuando una página web tiene problemas para posicionarse, puede ser por muchas razones. Por eso
siempre lo primero es tratar de enterarnos de qué es lo que estamos haciendo mal y tratar de
corregirlo.

Algunas acciones de posicionamiento web a veces se catalogan como errores, pero no son quizás
errores en sí mismas. El error consiste a veces en enfocarse en un único factor de posicionamiento,
o en un factor poco prioritario, en vez de ir directamente a lo más importante. En cualquier caso, si
quieres saber qué errores de SEO (Search Engine Optimization) estás cometiendo, te invitamos a
que leas nuestra lista de errores comunes.

 

40 errores SEO muy comunes que tienes que evitar

Hay muchos más de 40 errores que se pueden producir cuando aplicamos técnicas on page u off
page, pero nos ha parecido más sencillo ponerte un número redondo para que veas que esto de
conseguir un buen posicionamiento orgánico es más complicado de lo que quizás te hayan
contado.

Veamos cuáles son esos errores y algunas de sus características.

1. No llevar una estrategia de SEO. Sin estrategia no tienes seguridad de que tus acciones
vayan encaminadas en la dirección correcta. Puedes estar perjudicándote a ti mismo sin
saberlo.

2. No definir las palabras clave más convenientes para ti. Si no tienes claras las palabras
clave para las que quieres posicionar tu web, es posible que estés derrochando esfuerzo
para posicionarte en keywords que no te van a dar apenas visitas, o en otras con tanta
competencia para las que tu inversión y esfuerzo es abismalmente insuficiente.

3. Obviar el uso de herramientas de posicionamiento útiles. No se puede tratar de
posicionar bien una página sin buenas herramientas. Herramientas para Webmasters de
Google, Google Keyword Planner, SEMRush, SEOQuake o Traffic Travis son algunas de
ellas.

4. Hacer SEO a lo loco y de forma poco natural. Google se enterará enseguida de que estás
intentando tomarle el pelo. Y con Google los cuentos no valen. Te pillarán. Y lo pagarás
muy probablemente con una penalización.

5. Olvidarte completamente del SEO on­page. Puedes dedicar meses y meses al link-building.
Si resulta que tu página web no está optimizada para SEO, seguirás viendo que no
te posicionas bien donde quieres estar.

6. No estudiar tu perfil de enlaces. El perfil de enlaces es un elemento clave en link-
building. Tiene que parecer lo más natural posible. Y lo puedes estudiar para no estar
buscando enlaces, por ejemplo, de dominios en los que ya tienes demasiados, o que tienen
poca relevancia.

7. Pensar que todo depende de ti y que no existe el black hat. En el mundo del
posicionamiento hay mucho listillo. Y cuando no consigues posicionarte mejor que tu
competidor, empiezan a hacerte SEO negativo para recibir una penalización de Google.
Debes estar atento.

8. Hacer spam. Además de que daña tu marca, el spam de los comentarios en web o el
contenido a granel es fácil de detectar. Aporta siempre valor, sé oportuno.

9. Creer que las redes sociales no tienen que ver con esto. Las redes sociales son un
indicador de la relevancia de una web. Un artículo que mucha gente comparte en Facebook,
Twitter y sobre todo Google Plus es una muestra de que interesa al usuario. Y para Google,
lo primero son los usuarios.

10. Sobreoptimizar tu web con una alta densidad de palabras clave. Ya hemos dicho que
con Google los trucos no funcionan. Si tu web está sobre­optimizada para una palabra
clave, no te vas a posicionar mejor por eso.

11. Contentar con ser el n.o 1 en un palabra clave de pocas visitas. Ser el primero en una
keyword en la que nadie está compitiendo es lo más fácil del mundo. Pero quizás no te
aporte apenas visitas. Deberías revisar la estrategia que estás llevando.

12. Tratar de competir con los gigantes sin apenas inversión. Si tu sector está muy
competido y hay empresas que inviertan gran cantidad de dinero, además de tener una
reputación online consolidada, no gastes tu dinero en competir con ellos. Crea una
estrategia para ocupar los espacios que ellos han olvidado.

13. Buscar mucha cantidad de enlaces, pero de poca calidad. Los enlaces buenos son los
que vienen de páginas web con autoridad. Si todos tus links vienen de páginas con poca
autoridad, Google pensará que tu página tampoco debe de ser demasiado relevante. Si te
cita alguien importante, amigo, es más fácil que te pongan alfombra roja.

14. Poner links de poco valor en granjas de enlaces. Esos sitios en los que registrándote
puedes poner un enlace a tu web desde una página sin contenido, que está llena de enlaces,
no te aporta mucho valor. De hecho, si antes era útil, hoy es una práctica completamente
obsoleta.

15. Abusar del mismo anchor text en tus links. Demasiado raro, ¿no crees? Para que tus
enlaces tengan valor, debes buscar un posicionamiento web natural. Y no es lógico que
todo el mundo que te pone un enlace use siempre el mismo anchor text, tipo “tienda de
zapatos online”.

16. Que tu web vaya muy lenta. Una web lenta es sinónimo de una tasa de rebote alta. Y una
tasa de rebote alta le indica a Google que la gente no quiere entrar en tu web. Así que
estarás en caída libre hasta que lo soluciones.

17. No buscar a los blogger influyentes. Nunca hay que descuidar a los blogger influyentes
de tu sector. Y ya no sólo por la autoridad que transmitirán a tu sitio, sino por el público
altamente segmentado que tienen para tu negocio.

18. No hacer nada. Craso error. El SEO es como la comunicación. Todo lo que haces
comunica. No hacer nada también comunica, pero en tu contra. En posicionamiento es
exactamente lo mismo. Si no haces nada para posicionar tu página, estará mal posicionada
seguro.

19. No enlazar a los demás. El egoísmo es una mala costumbre. Cuando citas a otras páginas,
creas relaciones, mandas tráfico a otros, haces que otros comenten en tu blog, estás
demostrando que lo que te importa es aportar valor por encima de ganar dinero a cualquier
precio.

20. No poner enlaces internos. Mucha gente sólo se centra en enlaces externos, pero se
pueden conseguir también excelentes resultados con una buena política de enlaces internos.

21. No incluir imágenes en tus contenidos web. Las imágenes te ayudarán a estar bien
posicionado en Google Images.

22. Olvidarte de las etiquetas y formatos en tus artículos. No todo el texto debería ser plano.
Las etiquetas “h2” y “h3”, las negritas o las cursivas, además de facilitar la lectura,
muestran un estilo que jerarquiza y prioriza la información, lo que es importante para
posicionar un artículo.

23. Crear contenidos demasiado breves. Antes se hablaba de que el mínimo para que Google
te tenga en cuenta es 300 palabras. Pero mira, cuando tus competidores han subido el listón
y escriben artículos de mucha calidad y muy largos, no te puedes conformar con un 5
pelado. Aprobarás el examen, pero tus compañeros habrán sacado sobresaliente.

24. Tener URL poco amigables para Google. Para que a los robots de búsqueda les sea fácil
detectar e indexar las URL, éstas deben tener caracteres sencillos. Además, es importante
que incluyamos palabras clave adecuadas en las URL.

25. No crear un sitemap de tu página web. El sitemap de tu web permitirá a los motores de
búsqueda indexar aquellas páginas que le resulta difícil encontrar. Cuando tenemos un sitio
relativamente grande, es importante tener un sitemap.

26. Crear contenido duplicado. El contenido duplicado es uno de los enemigos públicos del
SEO. A veces no somos conscientes de que hay contenido duplicado en tu página, pero si
simplemente has copiado la descripción de un producto de otra tienda online, ya tienes
contenido duplicado.

27. Intercambiar enlaces. Los enlaces cruzados entre dos URL le indican a Google que los
propietarios de ambos sitios se han puesto de acuerdo para regalarse un enlace. Y por lo
tanto, el buscador no ve con buenos ojos que se intercambien links.

28. Que todos tus links vengan del mismo servidor. Si recibes una enorme cantidad de links
de la misma IP, Google ya puede detectar que hay algo raro ahí. Es preferible que los
enlaces a nuestra web vengan de una amplia variedad de servidores.

29. Conseguir muchos enlaces en muy poco tiempo. Tampoco es natural que un día recibas
de repente 200 enlaces y al día siguiente ninguno. Hay que distribuir bien en el tiempo los
links que dirigen a tu web.

30. Enlazar con páginas de poca calidad. Si tu web está enlazando con otras que no tienen
mucha calidad, tampoco le estás haciendo un favor a tu SEO. Cuidado con las malas
compañías.

31. Que tu web esté hecha en Flash. El Flash es enemigo de un buen posicionamiento. Una
buena web debería estar en un lenguaje de programación atractivo para Google, como PHP
5, o si no lleva programación, en HTML.

32. Enfocarte en una sola palabra clave. ¿Sólo estás intentando posicionarte para una única
palabra clave? Probablemente, estés apostando demasiado esfuerzo a posicionarte en una
página, cuando hay otras keywords quizás igual de interesantes entre las que te conviene
estar.

33. Tratar de posicionar una única página y olvidar el resto de tu web. Tampoco es
adecuado que todos los links vayan a la página principal y las otras páginas no reciban
ninguno. Ten en cuenta que, para determinadas keywords, te será más fácil posicionar la
página específica que la homepage.

34. Menospreciar Google Plus. Google Plus no es tan popular como Facebook para los
usuarios, pero por el momento tiene una gran importancia para el SEO. No descuides esta
red social.

35. Tener una página web no mobile friendly. Si quieres que tu web esté bien posicionada en
dispositivos móviles, inevitablemente debe ser mobile friendly. Si tu web no es mobile
friendly y mucha gente te visita desde el móvil, tasa de rebote alta y descenso a los
infiernos.

36. Tener un servidor lento. Si tu web es buena, pero tu servidor malo y lento, pierdes visitas.
Quizás hayas alcanzado un tope de tráfico web y necesites pasarte a otro plan de hosting.

37. Olvidar la importancia de la estructura web. La estructura de tu sitio, además de ayudar
a Google a indexarte mejor, te permite señalar cuáles son tus palabras clave principales. En
una tienda online, por ejemplo, es importante que las categorías sean palabras clave.

38. Olvidarte de los lectores y tener una alta tasa de rebote. No todo tiene que ver con
robots. Google piensa mucho en los usuarios. Si resulta que los contenidos de tu web no
son interesantes para el público y tu tasa de rebote es alta, eso influye también en la caída
de tu posicionamiento orgánico.

39. No publicar contenido habitualmente. ¿Publicas poco contenido? ¿Tu web es un poco
escuálida? Una web estática, que apenas se actualiza, está en desventaja frente a las que
publican contenido fresco y siguen creciendo.

40. No optimizar las páginas internas. Cuando nos olvidamos de optimizar las páginas
internas para SEO, enfocándonos sólo en la página principal, es probable que las tengamos
mal posicionadas y eso afecte al tráfico orgánico en general. Muchos usuarios llegan a la
web a través de las páginas interiores, no de la home.

 

¿Está tu web mal posicionada?

Diseñar una buena estrategia de SEO no es fácil y conviene tener experiencia en el
posicionamiento de páginas web, así como estar al día de las últimas actualizaciones de algoritmo
de Google.

Si crees que estás cometiendo alguno de los errores anteriores en tu página web, te invitamos a que
te pongas en contacto con nuestros expertos y nos cuentes tu problema.

¿En cuál de estos 40 puntos crees que estás fallando? ¿Qué otros errores SEO consideras que hay
que evitar a toda costa?

Deje su comentario

tres × 2 =

Auditoría SEO GRATIS! Empezar auditoria
Hello. Add your message here.