¿Cómo superar a tus competidores SEO en Google?

Seoinnova Equipo
Hay una realidad en el mundo del posicionamiento web; no estamos solos. Tus competidores SEO también están ahí, tratando de competir por ser el n.º 1 en Google en las mismas palabras clave que tu negocio. El que consigue el primer puesto suele llevarse la mejor parte del pastel. Así que, si no queremos quedarnos sin tarta, es esencial que prestemos atención a los demás comensales. Llegamos aquí a un punto importante. Vale, tengo competidores de SEO que están mejor posicionados que yo para la homepage. ¿Qué se puede hacer para superarlos? ¿Cómo estudiar a la competencia para ver en qué medida puedo mejorar mi posicionamiento en Google? Para ayudarte en esta cuestión, vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a descubrir cómo se puede superar a la competencia con SEO.   Estudiar a tus competidores SEO en Google   El primer paso para saber cómo puedes superar a...
¿Cómo superar a tus competidores SEO en Google?

Hay una realidad en el mundo del posicionamiento web; no estamos solos. Tus competidores SEO también están ahí, tratando de competir por ser el n.º 1 en Google en las mismas palabras clave que tu negocio. El que consigue el primer puesto suele llevarse la mejor parte del pastel. Así que, si no queremos quedarnos sin tarta, es esencial que prestemos atención a los demás comensales.

Llegamos aquí a un punto importante. Vale, tengo competidores de SEO que están mejor posicionados que yo para la homepage. ¿Qué se puede hacer para superarlos? ¿Cómo estudiar a la competencia para ver en qué medida puedo mejorar mi posicionamiento en Google?

Para ayudarte en esta cuestión, vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a descubrir cómo se puede superar a la competencia con SEO.

 

Estudiar a tus competidores SEO en Google

 
El primer paso para saber cómo puedes superar a tus competidores SEO en Google es saber quiénes son. No siempre quienes están compitiendo en Google contigo por unas palabras clave son una competencia comercial. Puede que sean páginas que no venden el mismo tipo de productos y servicios que tú, pero casualmente aparecen ahí.

En todo caso, lo primero que necesitas es conocer dónde está posicionada tu página principal y dónde están las páginas de tus competidores para las diferentes palabras clave que estás trabajando. Aquí pueden pasar varias cosas:

  • Tu página ya está la primera y estás consiguiendo buenos resultados.
  • Tu web está la primera, pero ay, para esas palabras clave no hay muchas búsquedas y tampoco te da muy buenos resultados.
  • Tu página web está entre los 10 primeros resultados, pero no sale la primera.
  • La web de tu negocio no está ni siquiera entre los 10 primeros resultados. Está en la segunda, tercera o cuarta página.
  • Tu web no sale ni siquiera en los primeros 200 resultados. Hace falta una optimización SEO muy seria si de verdad quieres posicionarte ahí.

 

Los resultados de Google no son fijos y se pueden producir variaciones según diferentes factores, por ejemplo la frecuencia con la que una IP visita una página, o la cercanía geográfica. No obstante, la homepage de tu negocio puede mejorar su posicionamiento orgánico y conseguir una posición estable.

Una vez esté claro dónde está posicionada tu página, hay que evaluar si esas palabras clave son realmente las más eficaces para posicionar bien la web de tu negocio, dentro de una buena estrategia SEO.

Si no tienes una estrategia SEO o la que tienes no te ayuda a aumentar tu tráfico y vender más, tratar de posicionarse para unas keywords en específico es perder el tiempo y el dinero.
Para saber si unas palabras clave son eficaces para nosotros, hay que evaluar varios factores:

  1. La adecuación semántica de la keyword al producto o servicio que vendemos. No tiene sentido, por ejemplo, intentar posicionarse para “mayorista muebles” si vendes muebles al por menor. Las palabras clave que uses deben ser lo más representativas de lo que hay realmente en tu página.
  2. El número de búsquedas mensuales locales/extranjeras. Para que una keyword resulte interesante, debe recibir un número de búsquedas viable. Hay palabras para las que es muy fácil posicionarse, pero algunas apenas tienen búsquedas y por eso no vale la pena, a menos que intentemos posicionar un gran número de páginas mediante una “estrategia de long-tail”.
  3. La competencia que hay para esas palabras clave. Puede que quieras posicionarte para unas palabras clave muy competidas, pero has de saber que eso implica más tiempo, más recursos y más trabajo. Has de evaluar si realmente es la mejor estrategia en tu negocio para aumentar las ventas, ya que no vas a conseguir resultados a corto plazo.
  4. El presupuesto de SEO. Este aspecto está relacionado con el anterior. Si no dispones de un alto presupuesto SEO, te va a resultar mucho más difícil posicionarte para varias palabras clave que para una sola. Es conveniente enfocarse en la palabra clave prioritaria.

 

Una buena estrategia de SEO te ayudará a determinar todos estos aspectos para que no malgastes esfuerzos de optimización en buscadores tratando de posicionar tu web en la página de búsquedas menos adecuada. Dicho esto, además de solicitar tu auditoría SEO y conocer tu punto de partida, es importante conocer en qué posición está la competencia.

¿Qué elementos necesitas saber sobre tu competencia?

 
Cuando la web de una empresa hace bien las cosas desde el punto de vista del SEO, obtiene buenos resultados. Sin embargo, como decíamos al principio del artículo, no estamos solos. Puede que haya 4 o 5 páginas de tu competencia que también estén invirtiendo en posicionamiento web y traten de ser el n.º 1 en Google.
Por tanto, hay que estudiar y conocer en profundidad también los datos de SEO de la competencia a través de las herramientas adecuadas. Por ejemplo:

  • Backlinks (atendiendo a su calidad, cantidad, procedencia, anchor text, etc.).
  • Enlaces internos.
  • Frecuencia de actualización.
  • Autoridad de página y autoridad de dominio.
  • Meta-etiquetas.
  • Palabras clave que está trabajando.
  • Uso de palabras clave en los contenidos de la homepage.
  • Calidad de los contenidos.
  • Velocidad de carga.
  • Calidad del diseño web.
  • Optimización móvil.
  • Antigüedad de la web.
  • Presencia en redes sociales.

Más allá de estos aspectos, que nos ayudarán a enfocar una estrategia SEO para mejorar tu posicionamiento orgánico, no hay que olvidar que cuando la competencia es muy fuerte, generalmente también lo suele ser desde el punto de vista del SEM.
Conocer la información de tu competencia y su posicionamiento en Google es clave para que empecemos a realizar las acciones adecuadas de optimización de SEO.

Muchas veces nos podemos llevar sorpresas estudiando las acciones de SEO que está realizando nuestra competencia, pero estos son aspectos clave que nos ayudarán a mejorar en aquellas áreas en las que nuestra web flaquea, consiguiendo superar a nuestra competencia en Google.
¿Tienes curiosidad por saber qué está haciendo tu competencia para posicionarse mejor que tú? ¿Crees que lo sabes ya todo sobre tus competidores? Te invitamos a que nos dejes en los comentarios cualquier duda que te pueda surgir.

Deje su comentario

1 × cuatro =

Auditoría SEO GRATIS! Empezar auditoria
Hello. Add your message here.